Prueba suficiente

0
Y de repente ya no hizo falta que se dijeran un solo "te amo".
El simple hecho de haber llegado hasta ahí ya era prueba suficiente. Sigue leyendo →

Sin saberlo

0
Te quiero sin muchas palabras.
Te quiero con todas las palabras que hay también.
He tomado amor de tu piel y de tu cuerpo.
De tus labios y de tus manos.
De tus discursos y tus silencios.
De tu presencia y hasta de tus ausencias.
Te quiero por lo que consciente me entregaste y más aún, por lo que sin saberlo recibí.

Sigue leyendo →

Lujuriarte

0
Es delicioso fantasear y lujuriarte.
Pero no como un actividad de morbo, sino como un acto de recordar...
Donde he estado y a donde debo regresar. Sigue leyendo →

Sin equivocación.

0
Quitémonos las máscaras, dejemos la pretensión.
Hagamos lo que nos dice el instinto y no lo que censura la razón.
Tu boca conoce mi cuerpo y tus oídos mis secretos.
Mis manos se ajustan a tu pecho y tu cadera se une a la mía sin equivocación. Sigue leyendo →

El eterno regreso

0
No importa donde estemos ni por donde vayamos.
Sin tomar en cuenta el tiempo o los kilometros de separacion.
Sabes que en algún momento nos tendremos que encontrar.

Porque aun cuando haya pasado el tiempo y hayamos vivido mil historias,
nuestros cuerpos y corazones, como golondrinas que anidan, 
saben que cada uno es su eterno lugar de regreso.
Sigue leyendo →

Mantra

0
Tal vez tu ya ni piensas en mi.
Y yo no te quito de mis oraciones.
Tal vez ya ni siquiera mencionas mi nombre.
Yo yo repaso el tuyo como un mantra. Sigue leyendo →

Los amantes se encontraron

0
Ese dia los amantes se encontraron. 
No fue su lugar usual, ni en los escondites de siempre. 
Lejos del mundo y en medio de todo. 
Despues de vaciar sus corazones y juntar los fragmentos, vieron el sol caer. 
Como una pareja de tiempo, como si todo fuera normal. 
En silencio se hablaron y sin moverse se aceptaron. 
Fue en ese instante, sentados que recordaron lo que  los unia. 

Sigue leyendo →

Juguetes rotos

0

Tu y yo somos juguetes rotos.
No sabemos detenernos ni empezar.
Nadie nos dijo a quien no querer ni cuanto.
Somos piezas defectuosas que no funcionan con los demas.
Solo estamos en paz juntos en nuestra singularidad.

Sigue leyendo →

Sed infinita

0
Decir que te quiero o que te amo es tan insuficiente y vago como llamar solo agua a un lago o el oceano. 
Algo tan grande no puede ser una sola palabra, ni se puede sentir de una sola forma. 
Basta decir que me llenas como el rio a su cauce y el aire a cada hueco. 
Que me sacias como maná del desierto y eres oasis a mi sed infinita. 
Sigue leyendo →